Por: Viviana Huizar | 11 - Agosto 2022

El impacto de la exclusividad financiera

En México, el 90% de las transacciones económicas se realizan por medio del efectivo. ¿Esto qué significa? No necesariamente es un tema de preferencia, en realidad, es una evidencia que muchos mexicanos aún son excluidos de los beneficios de una economía moderna: sólo el 18% de la población tiene una tarjeta de crédito, y menos del 44% de los mexicanos tienen una cuenta bancaria formal.

Al día de hoy, no existe una herramienta digital que encamine a los mexicanos hacia una economía accesible y moderna. En países con economías modernas, la mayoría de las transacciones ya se realizan de manera digital o a través del uso tarjetas de crédito o débito, mientras que en México, el uso de las mismas aisló aún más al gran sector de la población que continúa sin tener acceso a una cuenta de banco.

Una economía digital tiene beneficios potenciales como la posibilidad de agilizar las transacciones de negocios, haciéndolas de manera electrónica y con un rango de error menor debido al respaldo tecnológico de las mismas. Además del aumento en las oportunidades de desarrollo para negocios pequeños, ya que la digitalización posibilita la creación de productos y servicios que satisfagan las necesidades de un nuevo perfil de consumo emergente, con un nivel de exigencia informado.

Midas es un puente para transicionar un paso a la vez hacia una economía moderna, que a través del uso de un cashback digital, invita a los usuarios a comenzar a hacer transacciones respaldadas en la tecnología. Brindarle al consumidor la herramienta adecuada para formar parte de una economía en camino a la digitalización podría ser el comienzo de una transición hacia la modernización económica del país.